El cultivo de espárragos verdes en Granada se presenta prometedor esta temporada, con una proyección de un aumento del 25% en la producción, según la evaluación realizada por UPA Granada. Este optimismo se fundamenta en las abundantes lluvias registradas durante la Semana Santa, que han beneficiado notablemente el estado del cultivo.

Además, la organización destaca un hecho significativo: el cierre temporal de los mercados durante el fin de semana pasado y el lunes ha generado una demanda acumulada que, al reabrirse mañana, impulsará los precios y permitirá a los agricultores mantener un nivel de rentabilidad por encima de los costes de producción.

Nicolás Chica, secretario general de UPA Granada, subraya la mejora tanto actual como futura en comparación con las dos campañas anteriores, que se caracterizaron por resultados desfavorables. Actualmente, el precio promedio para los agricultores ronda los 3,50 euros por kilo, lo cual es considerado aceptable dadas las circunstancias temporales de cierre de mercados y la ralentización de la recolección debido a las condiciones climáticas.

En contraste con el año pasado, cuando una sobreproducción de espárragos generó una presión a la baja en los precios, este año se espera estabilidad gracias a una demanda alta y mercados descansados.

Las lluvias de Semana Santa también extenderán la temporada de recolección hasta los primeros días de junio, lo que contribuirá a un aumento del 25% en la producción de espárragos verdes. En definitiva, se anticipa un cierre de campaña con un mayor volumen de producto, lo que supone una recuperación necesaria tras dos años de declive en la producción.

Leave a Reply