La organización agraria insta a las administraciones públicas a que se pronuncien ante el Seguro de Compensación por Pérdida de Pastos, una herramienta que no funciona como se precisa, y pide que se faciliten ayudas a los ganaderos afectados de las zonas más áridas de Andalucía.

No dejamos las calles en la defensa de los ganaderos. En UPA Granada anunciaremos movilizaciones si las administraciones no conceden ayudas para paliar las pérdidas que están sufriendo los ganaderos por la sequía. Una decisión que no se toma a la ligera, sino que viene motivada por el nulo funcionamiento del Seguro de Compensación por Pérdida de Pastos y por la inexistente respuesta de las administraciones públicas a facilitar las compensaciones en las zonas más áridas de la provincia granadina.

 

La administración debe responder si los seguros no son la solución

La situación para los ganaderos es insostenible. Por eso, exigimos a las administraciones que den un paso al frente y se pronuncien acerca de una herramienta que, a día de hoy, no funciona como se demanda y no es válida para buena parte de los ganaderos de nuestra comunidad. Dramática es, sobre todo, la situación que sufren los ganaderos ubicados en las zonas más áridas, que no tienen nada que darle de comer al ganado en régimen extensivo y semiextensivo y a los que la sequía está llevando al límite al poner contra las cuerdas la rentabilidad y viabilidad de sus explotaciones.

El secretario general de UPA Granada, Nicolás Chica, lanza un mensaje de alarma: “Ya está bien que los ganaderos paguen un seguro que es caro y, sin embargo, no tengan la compensación que merecen ante uno de los años más secos de los que se tienen registros. Si realmente el seguro no es la solución para paliar estas graves pérdidas, las administraciones deben ser las que pongan a disposición de los ganaderos ayudas al margen de una herramienta que se demuestra ineficaz. No puede ser que el peso del cambio climático esté recayendo solo y exclusivamente sobre los hombros de los ganaderos, y que no dispongan de una herramienta alternativa para hacerle frente. Hemos llegado a tal punto que las subvenciones al seguro por parte de las administraciones ya no son suficientes para proporcionar soluciones a la grave sequía que sufrimos. O dan un paso al frente o iniciaremos de forma inminente movilizaciones para exigir soluciones, porque queda claro que los ganaderos no pueden subsistir sin apoyos”, explica Nicolás Chica.

 

Aumento de costes de producción para alimentar al ganado

Al ganadero no le sirve que el seguro compare un año más seco de lo normal como es éste con otros años secos, porque el resultado siempre será el mismo: el seguro no considera que haya sequía y, por lo tanto, no indemniza por las pérdidas. Esto propicia que los ganaderos tengan que suplementar con alimento a los animales, con el incremento de costes de producción que supone. Un aumento que solo puede conducir a que las explotaciones ganaderas pierdan todo margen de rentabilidad y vayan desapareciendo progresivamente, perdiéndose así una actividad que es el sustento de miles de familias en nuestra comunidad y que, en muchos casos, no tienen otra alternativa a la que dedicarse.

No es la primera vez que UPA Granada muestra su desacuerdo con las valoraciones que Agroseguro estaba realizando con respecto al impacto de la sequía y de las altas temperaturas sobre los pastos en la presente campaña. Con anterioridad hemos denunciado que, mientras en nuestros pastizales el impacto de la sequía es grave, las interpretaciones del índice de vegetación a Agroseguro le sale por encima de la media de los últimos años. “Reclamamos a Agroseguro que ponga a nuestra disposición todos los datos sobre la interpretación que está llevando a cabo del índice de vegetación, que se ha utilizado históricamente para el cálculo de las indemnizaciones por sequía, con el fin de analizar si se está haciendo de forma adecuada”, concluye Nicolás Chica.

Abrir chat