UPA Granada cuantifica en más de 100 millones de euros de pérdidas por la escasa producción
de almendra en la comarca norte de la provincia.

El secretario general de UPA Granada, Nicolás Chica, confirma que la comarca de Baza, la más productiva de la provincia, se ha visto seriamente afectada por los hongos y las heladas de primeros de abril, mientras que en la Puebla de Don Fadrique la granizada del pasado jueves ha dejado pérdidas económicas de más de 10 millones de euros.

La producción de almendra en las comarcas de Baza y de Guadix, principales productoras de la provincia, sufrirá una notable disminución. Los datos que maneja UPA Granada cuantifican las pérdidas en más de 100 millones de euros, puesto que se tendrá hasta un 75% menos de producción que la pasada campaña en Baza y por encima del 30% en Guadix. A esto hay que añadir la granizada sufrida, el pasado jueves, en la Puebla de Don Fadrique, que ha causado la práctica pérdida de la producción de almendra, que como mucho llegará a un 15%, así como daños económicos de más de 10 millones de euros.

Hay que recordar que Granada es la provincia que más almendra produce en Andalucía, con un 32% del total, por lo que las pérdidas de valor añadido para los agricultores granadinos serán más preocupantes. Los hongos, especialmente en el cultivo ecológico, las heladas sufridas a primeros del mes de abril, con temperaturas de hasta dos grados bajo cero, y la granizada han afectado negativamente a las plantaciones, según confirma el secretario general de UPA Granada, Nicolás Chica.

Ante esta situación, UPA Granada reclama a la Administración que refuerce el control sobre la comercialización de almendra, sobre todo ecológica, para confirmar que lo que se vende como ecológica sea tal. Esta precaución se debe al precio que alcanza la almendra ecológica en el mercado, que llega a los 8 euros, frente a la convencional, que está en 3.

Además, esperamos que las administraciones establezcan criterios que permitan prestar ayuda a los agricultores afectados para paliar, en parte, las pérdidas sufridas. «Tiene que haber una gestión correcta debido a la escasa producción que tendremos. Por eso, las administraciones deben ser muy cuidadosas en el control de lo que se vende para evitar posibles problemas. Y deben establecer algún tipo de ayuda, como exención de impuestos, reducción de módulos o más apoyo a la contratación de los seguros», concreta el secretario general de UPA Granada, Nicolás Chica.

En cuanto a la granizada del pasado jueves, las dimensiones del granizo caído son de exagerada envergadura, con un diámetro de bola de 4 centímetros, lo que se traduce en grandes daños en el cultivo del almendro, que estaba en pleno estado de crecimiento. De ahí que UPA Granada da por prácticamente perdida la poca producción esperada debido a las heladas sufridas en marzo.

Nicolás Chica confirma que a los agricultores “ni siquiera les va a merecer la pena recoger las pocas almendras que quedan en los árboles debido a los elevados costes de recolección en maquinaria. Por lo tanto, ya podemos afirmar que la campaña en esta zona está prácticamente finalizada antes incluso de comenzar”.

La almendra es un cultivo que genera riqueza en Granada, especialmente en la comarca de Baza. Es un sector muy importante y que representa un cultivo clave porque genera un importante valor añadido en el medio rural al ser nuestra provincia la principal productora de almendra de Andalucía, representando el 32% del total producido. Sin ir más lejos, hay que recordar que la pasada campaña, que fue normal, se produjeron en Andalucía 118.877 toneladas de almendra, de las que 35.800 salieron de tierras granadinas. Este año, en cambio, debido al 70% de pérdidas no superarán las 10.000 toneladas producidas, lo que también se traduce en menor generación de empleo y riqueza.

Abrir chat